miércoles, agosto 17, 2005

¡Qué berraco día tan largo!

¡Qué berraco día tan largo!

También es cierto que en gran parte se debe a mis jornadas laborales de los últimos días:


  • Viernes 12: de 8:00 am a 11:00 pm

  • Sábado 13: de 10:00 am a 9:00 pm

  • Domingo 14: de 10:00 am a 10:30 pm

  • Martes 16: de 8:00 am a 9:30 pm



Pues así como no voy a estar aburrido en la oficina muy a las dos de la tarde de un miércoles... Lo curioso es que es un horario muy de ingeniero de sistemas, pero hacía mucho, mucho tiempo no me tocaba uno de esos gracias al mediano nivel de organización que he alcanzado.

Además como estoy cansado el trabajo me rinde menos porque no me puedo concentrar y como el trabajo no me rinde me da un desespero absurdo y se me hace más largo el día.

Además tengo que preparar el taller para mis alumnos esta noche, porque como si fuera poco hoy mi jornada laboral remata con dictada de clase, claro que a la larga es bueno, esos cambios de ambiente me ayudan a descansar el cerebro. Y los alumnos suelen hacerme reir, me hacen acordar de la inocencia con que uno contempla el mundo cuando empieza la universidad. Cuando uno cree que todo es fiesta, trago y rumba. Además la mayoría de los que llegan a la universidad en primer semestre no suelen traer unos métodos de estudio muy claros y piensan que con seguir como en el colegio será suficiente para pasar, pero ya les llegan los primeros parciales y apenas vean las notas correrán a las monitorías, a la biblioteca y a pedir ayudas extra.

No es que esté diciendo que sean brutos ni nada parecido, es sólo que el cambio del colegio a la universidad suele golpear fuerte a quien no esta preparado, a mi me pasó (por algo no terminé la primera carrera que empecé).

Sin embargo la satisfacción de enseñar hasta ahora es de las mayores que he sentido.

2 comentarios:

incohezo dijo...

oe gracias por leer mi porqueria de blog, como te daras cuenta soy muy pesimista y con lo que me ha pasado ultimamente lo unico q me laienta es leer las pendejadas q le pasan a la gente, si es un dia eterno q mamera, y como ice luego a la u ahhhhhhh claro yo no enseño estudio, y despues de un dia de trabajo tan absurdo ahm chao

Saudade dijo...

La satisfacción de enseñar es muy buena, lástinma que ese oficio lo quema a uno muy rápidamente, lo digo por experiencia.