jueves, julio 28, 2005

Se busca consejo

Te voy a dar una oportunidad que no me dieron a mí, te dejaré elegir...
Lestat, Entrevista con el vampiro



Cuantas veces hemos tenido que asumir cosas que no hemos decidido o en las que ni siquiera tuvimos algún grado de influencia.

Llegamos a una familia, a un país a una existencia que nunca pedimos (O por lo menos no recordamos haber pedido) y tenemos que habituarnos a ellos. Inicialmente es un choque fuerte pero a medida que pasa el tiempo nos habituamos y terminamos hasta queriéndolos.

Luego empieza uno a poder decidir, decide de quien hacerse amigo, donde estudiar y que estudiar (Pues no todos pero gran parte lo hacemos). Depronto surge ese alguien especial y decides pasar mas tiempo con esa persona. De repente te das cuenta que por más tiempo que pasas con ella no es suficiente, que quieres pasar mucho mas tiempo y vivir muchas más cosas con ella y entonces te echas al agua y te casas...

Entonces empiezan las decisiones compartidas, ya es necesario ponerse de acuerdo con alguien más para decidir cierto tipo de cosas, pero es rico, si uno se ha dado tiempo para conocer a esa persona los objetivos de vida han terminado alineándose hasta cierto punto. Eso implica sacrificar algunas cosas, incluso algunos de tus objetivos.

Yo ya me encontraba en ese nivel. Y mi esposa y yo habiamos cedido parte de nuestros objetivos por el beneficio mutuo. y ahora de un momento a otro le surge a ella la gran oportunidad de cumplir uno de los objetivos que habia cedido... pero implica que yo debo ceder en mis objetivos también... o aprovechar mi oportunidad y ceder en los objetivos de ella...

A estas alturas y con sólo 4 meses de vida juntos no es fácil decidir para ninguno de los dos lados, sería injusto negarle a ella la oportunidad, pero también sería injusto dejar a un lado lo que ya he edificado hasta hoy...

¿Suena críptico? Voy a ser más claro. Mi esposa siempre quiso estudiar en el exterior, mientras que yo me he ido haciendo carrera en mi profesión durante los últimos 4 años y ahora estoy empezando a recoger esos frutos. Ella está terminando carrera (Grado en marzo, espero) y ahora le surge una beca de estudio de cuatro años con todos los gastos pagos para hacer una maestría y un doctorado. Tenemos tres opciones a grandes rasgos:

  • Que ella acepte la beca, que yo busque algo que hacer en México (estudiar o trabajar) e irnos a vivir estos 4 años en méxico

  • Que ella no acepte la beca y estudie aquí en Colombia como habíamos planeado y yo siga creciendo laboralmente aquí

  • Que ella acepte la beca y se vaya a México a estudiar y yo me quede aqui trabajando.


  • Obviamente cada uno tiene sus pros y sus contras, el problema es que no es fácil nivelarlos para que los dos salgamos ganando. En una carrera como matemáticas (la de ella) la mejor forma de crecer son las maestrías y los doctorados, en una carrera como la ingeniería una maestría no pesa tanto, normalmente pesan más la experiencia y los pequeños cursos...

    No se que hacer, y si bien queda tiempo para la decisión definitiva no quiero terminar tomando decisiones apresuradas y de último momento...




    Update:

    Ya es un hecho que la opción 3 queda descartada...

    7 comentarios:

    Saudade dijo...

    Muy dura la decisión, sobre todo por las implicaciones futuras...

    KAMYLO dijo...

    En la abundancia de consejos se encuentra sabiduria, Mi consejo: de una vez anule la opcion 3 (no deben separarse)... luego uno de los dos debe ceder: ud es el varon de su casa y el encargado de proveer, asi que en la balanza, es mas importante su carrera... por otro lado es una nueva oportunidad, es un nuevo ambiente. Salir del pais por un tiempo y recibir experiencia en otro pais tambien es positivo para su carrera, adicionalmente de la oportunidad que ella tendra.
    En definitiva, el mejor consejo es: dejelo en manos de Dios, orele a El, El le mostrara... como saber que quiere El?... ud y su esposa estaran de comun acuerdo y sentiran paz con esa decision!!... intentelo, ore y vera los resultados!!!

    la exsra de lenin dijo...

    tenaz el problemita... ni idea que decir... lo unico es que la opcion tres es la unica que debe tacharse de una... no deben separarse... eso es lo unico que debe estar claro...

    Kamilo Klauss dijo...

    Si de ehcho todos estamos de acuerdo con que la opción tres no es viable, por eso ni siquiera le puse pros o contras...

    Gloria P dijo...

    Mi opinión es que en una carrera como la tuya, Kamilo, no debería ser tan difícil buscar nuevas oportunidades en otro país. Es cierto que puede que no sea fácil, pero eres una persona con experiencia en la parte técnica y docente, lo que te abre muchas puertas. Eres un hombre lleno de recursos. Pienso que irse no significa dejar de crecer profesionalmente, si es éso lo que más te une a tu país y que definitivamente una oportunidad como la de tu esposa no la tenemos todos.

    Kafre dijo...

    Kamilin lo unico que yo le puedo decir es que uno nunca sabe donde esta su futuro, uno siempre trata de irse por lo seguro por lo que uno ya tiene, y depronto en su caso es lo que le pasa no es tanto el hecho de que usted no tiene oportunidades de crecer en el exterior, sino que usted se siente mas confiado con lo que tiene, los sacrificios son oportunidades muchas veces, una cosa que es muy importante, no piense en el ahora pienese en el futuro y lo que esto va a significar no solo para su esposa a nivel de conocimiento sino para usted a nivel de experiensia y dos cosas muy importantes: primero, vivir en otro pais es muy bacano lo hace encontrar a uno mismo y lo ayuda a madurar (humanamente y profesionalmente)y segundo chino la comida mexicana es deliciosa.

    Mucha suerte pienselo bien

    Sofía dijo...

    Pues yo de tí, sin pensármelo dos veces, armaba maletas y me iba para México... la oportunidad de vivir en otro país, de conocer otra gente, otras formas de vida, de sentir lo que es estar lejos de lo que siempre nos ha resultado familiar... eso hace grande a la gente. El desarrollo profesional, pues sí, muy importante, pero no es lo fundamental.