viernes, junio 03, 2005

La paz del Leal - Primer capítulo

Día siete

El sonido del timbre sacó del profundo sueño a Juan Francisco. El reloj en la mesa de noche mostraba las 12 del día. El sabor grueso, pesado y aceitoso de su garganta le recordó porque se encontraba durmiendo aún a esa hora.

Al abrir la puerta se encontró con dos hombres con gabardinas y sombreros de tela. Eran los sargentos Matiz y Mariño, investigadores del departamento de homicidios de la ciudad.

- Buenos días señor Leal - Se adelantó a decir Mariño.
- Buenos días, ¿en que les puedo ayudar?
- Somos los sargentos Matiz y Mariño del departamento de policía. ¿Podemos hacerle unas preguntas?
- Con mucho gusto, pasen. Perdonen el desorden pero no he tenido tiempo de limpiar aún.
- ¿Conoce usted a la señorita Mariana Paz Olarte? - interpeló Mariño
- Si, si la conozco.
- ¿Cuando fue la última vez que la vio?
- Anoche, anoche salí con ella.
- Y ¿hasta que hora estuvo con ella?

La cabeza de Juan Francisco era una confunsión inmensa de ideas y los efectos de la juerga de la noche anterior le impedían recordar detalles nimios como las horas en que ocurrieron las cosas, o la forma como finalmente había logrado llegar a su apartamento.

- Sinceramente no recuerdo sargento, ni siquiera sé como llegue a la cama anoche - Intento bromear Juan Francisco
- En ese caso tendrá que acompañarnos, a ver si de paso se le refresca la memoria. - dijo Mariño haciendo caso omiso del tono jocoso de Juan Francisco
- ¿Acompañarlos? ¿Por qué?
- La señorita Paz está muerta, fue asesinada - Dijo Matiz dejando oir por primera vez su voz ronca y gastada por el cigarrillo.

¿Mariana? ¿Mariana muerta? La cabeza de Juan Francisco intentaba hacerse a la idea mientras era conducido al carro de los sargentos. No le parecía posible que Mariana estuviera muerta, hacia tan solo unas horas, ¿o tal vez más?, había estado con ella en el viejo bar de la montaña y ahora de buenas a primeras, sin tiempo siquiera para juagarse la boca, se enteraba de que estaba muerta, y no sólo eso sino que la habían asesinado...

*********************

Este es el primer capítulo de una novela que empecé a escribir hace algún tiempo. Tengo la intención de terminarla algún día y a veces no tengo que escribir en el blog así que me dije: Pues ahí está la solución escribe la novela por entregas en el blog!. Y eso voy a hacer.

Si les gusta me cuentan y si no, pues también. Si tienen ideas, sugerencias, personajes, lugares o situaciones que quieran que se incluyan pues también me cuentan y se hace lo posible.

Espero comentarios sobre esta iniciativa, a ver si pega o no.

3 comentarios:

Sofía dijo...

Me encanta la idea de novela por entregas!!!
Cuenta con esta lectora fiel.

TUCO dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
TUCO dijo...

Su idea de publicar la novela por entrega esta genial. Seguire al tanto.