viernes, noviembre 14, 2008

Los bancos, las pirámides y el colombiano promedio

Cómo lo prometido es deuda hoy les voy a mostrar rápidamente de donde salen las billonarias ganacias de los bancos.

Ayer vimos como si se deja un millón de pesos quieto en el banco a la vuelta de un año el banco habrá debido sacar un máximo de $70.000 para acreditar en la cuenta del ahorrador (eso en los casos en que hay intereses y del 7% e.a. que no son muchos). Aun sin tener en cuenta las cuotas de manejo, las participaciones, las cuotas de administración de los fondos y demás cobros que hacen los bancos ellos tienen unas ganancias absurdas.

Veamos, ¿Qué hace el banco con la plata que nosotros metemos a nuestras cuentas? La "invierte". Buenos eso es un eufemismo para decir que vuelve y nos la presta a nosotros mismos. Y ahi es donde está la ganacia real de los bancos, porque nos la presta a tasas cercanas (lo más cercanas posible) a la tasa de usura autorizada por la ley. Esto es a tasas alrededor del 31% - 32% (sin contar los intereses por mora de uno o dos días).Es decir que por el millón que nosotros tenemos en la cuenta el banco puede recibir, sólo por concepto de intereses, alrededor de $300.000 más los seguros que hay que tomar cuando se toma un crédito (obviamente con una aseguradora filial del banco) más las cuotas de administración, más el estudio del crédito e incluso algunos cobran la consulta en datacrédito.

Es decir que por cada millón que recibe el banco y que pone a circular recibe $300.000 - $70.000 = $230.000. ¡Un rendimiento del 23%! (Nuevmente eso sin tener en cuenta los "costos financieros" que nos endosa el banco). Ahora bien supongamos que la mitad de los ahorros envueltos en pirámides estaban en el sistema financiero, es más solo tomemos los de DRFE que según El Espectador "la Superintendencia Financiera, había recogido ella sola entre abril y septiembre la bicoca de 400.000 millones de pesos en un total de 94.000 operaciones no autorizadas". La mitad son $200.000'000.000 (doscientos mil millones de pesos) que en el sistema financiero con el rendimiento (para los bancos que no para los ahorradores) darían una utilidad de $46.000'000.000 (cuarenta y seis mil millones de pesos).

De nuevo es absurdo. Y, ¿sabían ustedes que el impuesto del 4 por mil fue tramitado como la ley transitoria de salvamento financiero para rescatar a los bancos de la crisis por la que atravesaban? Además que era del 3 por mil inicialmente. Y era transitoria. Pero ¿por qué sigue vigente? Porque ahora estamos gobernados por una oligocracia. En este momento el poder detrás del trono de Álvaro Uribe no son los paras como muchos creen. El poder detrás de Uribe son los bancos (sólo recuerden quién exigió la declaración de conmoción interior). Y tal vez son más o al menos tan peligrosos como las paracracias o guerrillocracias.

Y el colombiano promedio feliz. Apoyando a Uribe y metiendo la plata en DMG, DFRE y demás pirámides y estafas. Además que las grandes empresas ya se quitaron de encima la carga prestacional con los contratos por servicios donde el 100% de la carga prestacional corre por cuenta del trabajador.

Lo más triste es que muchos de los que perdieron su plata en las pirámides van a tener que pagársela a los bancos que se la prestaron. Y con el 23% de utilidad.

2 comentarios:

J Luis dijo...

Los inversionistas entregaron su dinero bajo su propia responsabilidad
nadie los obligo inclusive estaban advertidos del riesgo, era evidente lo turbio de procedencia del alto rendimiento de las inversiones.

Ahora la gente infeliz quieren desahogar su fracaso e irresponsabilidad atentando contra los negocios de los que si trabajamos honestamente o lo mas típico echarle la culpa al gobierno.

Y los contradictores del gobierno aprovechan la mala situación para hacer proselitismo, o populismo político, desmeritar al presidente porque no tiene como hacer oposición con argumentos.

La captación de dineros bajo pirámides ha existido hace tiempo,
matemáticamente y financieramente no es viable,
éticamente es una farsa, se sustenta en la especulación y la desgracias de los últimos en ingresar.
Históricamente se evidencia que siempre terminan en fracaso, quiebran o el dinero es hurtado por sus fundadores.

Muchos inversionistas fueron engañados asaltados en su buena fe otros fueron ilusos y ambiciosos pero todavía hay personas que se resiste a aceptar la realidad y su error, cuando quieren seguir creyendo en fantasías de dinero fácil como algo mágico de sueños.

Libros y Literatura dijo...

Bueno algo es cierto, la banca en Colombia es respecto al ingreso per cápita muy costosa, los créditos hipotecarios estan entre lo más altos del mundo, y con razón hay solo un bajo porcentaje de población bancarizada.

Y entonces o resolvemos con pirámides?? no claro que no, nada en la vida es gratis o fácil salvo que seamos herederos como Paris Hilton.

Para que se dé un cambio cualitativo el gobierno debe impulsarlo, y además fomentar cultura de ahorro en el colombiano, por algo se dice que los colombianos nos ganamos un peso y gastamos tres...

Curioso me parece que este blog raja del evidente fraude de DMG, pero en la columna izquierda tiene la cuñita "¿Aburrido de trabajar sin ver resultados?"... Nada es fácil amigo ese no es el camino.

Saludos,

http://todayandbooks.blogspot.com/