viernes, marzo 16, 2007

¡Huy! Qué susto

Es difícil hacerse a la idea de que el resto de la vida de uno pueda depender de balbucear durante quince minutos en inglés...

2 comentarios:

Mauricio Duque Arrubla dijo...

y qué ¿cómo estuvieron los 15 minutos de fama? o todavía no han llegado...

Gerente dijo...

Uy, yo pasé por eso, no es tan feo, es espeluznante