miércoles, noviembre 29, 2006

¿Seré yo maestro?

Primero quiero sentar el precedente de que el título de este post es ¿Seré yo maestro? y no ¿Seré yo, Maestro? frases bien distintas y con significados bien diferentes.

Bueno, finalmente, parece que el otro semestre arranca mi maestría. Después de todo no voy a ser otro de los cerebros fugados de este país. Cuando ya en mi fuero interno había claudicado la opción de estudiar surgió la opción de la asistencia graduada en la universidad de Los Andes.

Y ¿Cómo funciona la asistencia graduada? pues bien, simplemente yo estudio mi maestría y mientras lo hago le dedico el resto de mi tiempo a investigar y a alguito de docencia (creo) en la universidad; y, a cambio de eso, la universidad paga mi maestría (o no me la cobra, sería más preciso) y me da un pequeño subsidio (medio salario mínimo, que por cierto por primera vez me tiene haciendo fuerza para que el gobierno suba bastante el mínimo) para mis buses y alimentación.

Como todos sabrán, o sospecharán, si un mínimo no alcanza para vivir pues mucho menos medio mínimo. Entonces fue necesario tomar decisiones radicales: irse a vivir a la menor cantidad de cuadras posible de la universidad, postponer algunos planes que había por ahí y pedirle cacao a mi esposa para que se convierta en la mayor aportante a la economía casera.

Espero que dentro de año y medio me sienta satisfecho con las decisiones tomadas y que, aparte del conocimiento, el estudio me traiga nuevas satisfacciones y oportunidades.

Gracias por apoyarme solecito, yo sé que vamos a salir adelante.

8 comentarios:

la exsra de lenin dijo...

felicitaciones¡¡¡

Saudade dijo...

Hombre lo felicito, yo pasé por exactamente la misma situación suya, después de mucho pensar en estudiar en el exterior y de ver que no es tan fácil como uno cree, empecé mi maestría en Colombia pero no salí de mi trabajo.

Ambas cosas a vez es duro, ojalá valga la pena todo este sacrificio, tanto para usted como para mí.

Patton dijo...

exitos en esta nueva etapa.

Un Gerente dijo...

seras tu maestro!

Sofía dijo...

¿Serán los astros? Un montón de gente que conozco, y yo misma, vamos a empezar la maestría el otro semestre... qué bueno!Bienvenido al clan!

Astrolabio-jsa dijo...

Si tienes una mujer que te apoya, ya tienes más de la mitad del camino avanzado. El resto no es más que sacar buenas notas. ¡Congratulaciones! Cordial saludo.

Gloria P dijo...

Pues mucho ánimo y mucha paciencia. Cambiar el estilo de vida no es fácil, una vez uno ya está medio "acomodado". Lo que sí es cierto es que todos esos sacrificios valen la pena, si uno sabe sacarles el jugo.

Yo, desde la tierra del Canguro, ya casi un año después de dejar todo lo que tenía en Bogotá la bella, y con todavía un semestre (y peor aún, la tesis) pendiente, te deseo lo mejor. Y sí, de acuerdo con quien lo dijo, con el apoyo de tu esposa tienes más de la mitad ya recorrida. Un abrazo.

Anthares dijo...

Estudia mucho y aprovecha las oportunidades que se te están presentado, porque la diferencia entre una persona exitosa y una fracasada es que la exitosa, así tenga miedo, toma las oportunidades que se le presentan, y la fracasada, se queda con el miedo y sin la oportunidad... y yo sé que eres y seguiras siendo muy exitoso en tu vida.

Sin importar las decisiones que tomes, siempre voy a estar contigo para apoyarte en todo lo que hagas.

To Amo.