viernes, febrero 17, 2006

Me largo

Da rabia, mucha rabia. Y es que uno entregó lo mejor que pudo y se esforzó demasiado. Siempre se trató de hacer las cosas de la mejor manera posible, incluso hasta enfrentándome con los demás por ese motivo.

Sacrifiqué muchas cosas e incluso estaba dispuesto a sacrificar otras más. Fui el que podía hacer el trabajo de los otros cuando no estaban o no podían, fui el back up.

No me reservé ni tiempo ni conocimientos cuando me dieron la oportunidad de ofrecerlos. Todo lo que sé, soy o pude dar lo di. Alineé, incluso, algunos de mis objetivos con los de ellos.

¿Y todo para qué? ¿Para que a última hora me salgan con un chorro de babas?

No hay derecho.

No digo que esperaba que me propusieran sueldo de ministro y horario de consultor... pero por lo menos esperaba que me ofrecieran algo para quedarme, no digo que lo fuera a aceptar porque las posibilidades son muy buenas en el sitio a donde voy... pero esperaba por lo menos un intento para retenerme.

Esperaba que mi trabajo fuera valorado, aunque fuera una valoración mínima. Pero no, para ellos da lo mismo si me voy o me quedo.

Pues bien, me largo y me largo porque es duro darse cuenta que aqui no soy "Kamilo Klauss" aqui soy "uno de los 30 que se sientan todo el día frente al computador", aquí no importa lo que sé, lo que hago o lo que soy. Aquí importa es cuanto tiempo llevo ahí sentado. Valen más personas que llevan 4 años sentados haciendo un trabajo mediocre (no hablo de nadie en particular, sólo de la forma como se percibe) que los que llevamos poco haciendo buen trabajo. Que desde ese punto de vista es mejor durar tres meses para terminar una tarea que hacerla en una semana, pues así se alcanza más tiempo de servicio con cada tarea.

Me largo y me parece increible que hoy en día siga habiendo empresas supuestamente dedicadas a la tecnología que siguen valorando a sus empleados por el número de horas nalga. Es mejor quien se toma hasta las 10 de la noche para hacer una tarea que el que hace la misma tarea hasta las 4 y media y sale puntualito a la hora de salida.

¡Por favor! ¡Reevaluemos nuestros estándares!. ¿No que quieren que esta vaina ande como empresa grande? ¡Pues trabajemos como empresa grande! Investiguemos a ver si en Google, por ejemplo, todavía pagan hora nalga. Pero no, aqui cada dia queremos parecernos más a McDonalds, pero no caemos en cuenta que hacer software no es lo mismo que fritar hamburguesas.

Me largo y salgo dando un portazo. Ojalá le de a alguien en la nariz y lo haga reaccionar.

5 comentarios:

Dammy dijo...

Lamentablemente este tipo de empresas y empresarios se prodiga mucho, no solo en Colombia, también en España y en otros paises. En fin, ojalá algún día empiecen a haber empresarios inteligentes y que quisieran de igual manera a sus trabajadores (que al fin y al cabo son los que levantan las empresas) como quieren a sus empresas.

Chandaxi dijo...

Deducción => Dolería más si les hubiese dedicado más tiempo, seguramente fue el mejor momento para este desengaño y un paso a mejor vida, Usted ha evolucionado, ellos siguen en lo mismo.

mombronx dijo...

Empresa de tecnologia? Cual?

Kamilo Klauss dijo...

No Mombrox, prefiero no ventilar ese nombre. Porque de todas formas algo se aprendió mientras estuve aquí, pero ya no hay para donde crecer más.

Saudade dijo...

Yo lo entiendo, a mi me ha pasado lo mismo.

Y lo tenaz es que cuando uno ya se va le dicen: "pero si a usted le teníamos un futuro planeado aquí, etc, etc, etc"