lunes, febrero 20, 2006

La Ley del Talión

Con respecto a los 21 soldados maltratados dice el diario oficial:

"Según el Código Disciplinario Único, la tortura puede generar destitución e inhabilidad para desempeñar cargos públicos de 10 a 20 años."
Original aquí.

Parece mentira, destitución e inhabilidad entre 10 y 20 años... Eso suena más bien a castigo por, que sé yo, malversación de fondos o algo así. Pero, ¡por tortura!.

A veces uno encuentra justificable la ley del talión...

4 comentarios:

Un Gerente dijo...

es extraño, el tema y muy delicado, pero me pregunto yo, la preparación para el combate, que tan fuerte debe ser para soportar un secuestro y que termine muriendo en la selva. . .?
Lo único claro es que si las torturas realmente existieron, los culpables deben ser castigados, y no suavemente. . .

la pequeña padawan dijo...

me hubiera gustado enterarme de esto antes de escribir mi post al respecto... pero igual gracias por el dato.
saludos...

Chandaxi dijo...

La tortura es una tradición que se transmite de una generación de militares a la siguiente; es fundamental para la formación del soldado y lo prepara con un entrenamiento tan fuerte que la guerra le parezca un descanso. El problema es cuando algún comandante se equivoca y deja que su carácter sea superior a la moral de no hacer lo que a él nunca le han hecho o por lo que honestamente no tuvo que pasar.

También es cierto que las normas se van actualizando y 'humanizando', entonces cada vez el entrenamiento se va suavizando, eso no es del todo bueno pues terminamos viendo soldados 'blanditos' que se rinden o desertan ante el primer zafarrancho.

Pero más daño causa esto que pasó, desmedida y excepcionalmente. Ahora toca indemnizar, y ahora empiezan todos van a chillar como pollos en una caja.

En mi caso, pasar por soportar diversas formas de tortura me enseñó los límites de lo posible y aceptable. Un instructor militar debe también distinguir el nivel intelectual de sus subalternos pues no todos van a responder igual ni como se esperaría.

Y cómo se controla hasta el nivel máximo que un comandante no se exceda en determinado momento de ese particular vivir, y para qué se dedica un hombre más de 30 años al ejército para que por culpa de un par de subalternos que se desquician le toque renunciar estando en el tope de su carrera.

carlosakela dijo...

Estaba escribiendo un comentario corto... y se convirtió en un post en mi blog.