martes, septiembre 20, 2005

Mitomaniaco

Desde que estaba pequeño he tenido cierta facilidad de expresión unida a una imaginación muy grande. Para mi es fácil encuadrar en mi cabeza series y sucesiones de eventos que me puedan llevar a un fin determinado y luego expresarlos o contarlos de la mejor manera posible. En resumidas cuentas siempre he sido un mentiroso.


Bueno, actualmente he controlado mucho esa faceta de mi vida y ya no ando diciendo mentiras a diestra y siniestra, porque en algún momento de mi vida fue bastante grave el asunto de la mitomanía.

Sin embargo, como todo en la vida, tiene su lado positivo esa facilidad para inventar cosas: por una parte podría terminar de novelista, cuentista o algo similar y por otra parte normalmente soy el indicado para pensar en que decirle al cliente cuando algo no esta listo a tiempo.

"No señor, es que como después del paso de Katrina fue necesario mandar aislar eléctricamente los servidores en Miami pues eso hizo que tuvieramos que incluir una semana mas de trabajo adicional en nuestro cronograma"

"Infortunadamente esta semana va a ser imposible poner en producción el nuevo sitio, porque estamos esperando una respuesta del soporte técnico de Microsoft para resolver ciertos problemas menores que hemos tenido con los servidores y nos exigen que mantengamos los servidores en el mismo estado que estaban cuando inició el soporte."

Además tengo el "carisma" para que la gente me crea, lo cual hace que a veces me pongan en la tarea de contar las cosas y dar la cara.

Pero, ¿saben que? Me aburre, me aburre eso porque me parece que es estar usando de mala manera algunas cosas que debería usar mejor, debería estar escribiendo novelas y no dando excusas...

3 comentarios:

Saudade dijo...

En cambio yo soy malísimo para decir mentiras porque tengo mala memoria... se me olvida que versión de os hechos le conté a quien...

Kafre dijo...

el poder de la palabra , me ayudo mucho a graduarme de la universidad, muchas veces no es lo que sabes sino la forma en que lo dices.

Marcel dijo...

Lamentablemente, compartimos la misma enfermedad y en mi caso la he llevado al punto de manipular a personas con mis historias, para que hagan diferentes cosas para mi veneficio, es lamentable suframos de esto. Pero es una realidad social.