jueves, septiembre 15, 2005

El grito vagabundo

Hoy sólo quisiera poder gritar a los cuatro vientos:






¡   JUEPUTA   !







He dicho.